Adictos Sexuales Anónimos (ASA o, por sus siglas en inglés, SAA) es una comunidad de personas comunes a las que nos une el deseo de recuperarnos de la adicción al sexo. En nuestras reuniones nos ayudamos unos a otros compartiendo lo que por experiencia sabemos de la adicción y de cómo detenerla. Uno de nuestros objetivos principales es ayudar a otros a recuperarse de la adicción al sexo. No deseamos que nadie más tenga que sufrir en soledad.

Si tienes el problema de la adicción al sexo y un deseo sincero de recuperarte, ASA está abierta para ti. No hay ningún otro requisito para ser miembro. ASA es gratuito, no hay cuotas o contribuciones obligatorias.

El programa de recuperación que seguimos está basado en los 12 pasos y en las 12 tradiciones de Alcohólicos Anónimos, un programa construido en torno a principios espirituales como la honestidad, la ayuda a los demás, la admisión de nuestras equivocaciones, etc. Ahora bien, no somos un grupo religioso. Cada miembro es libre de tener o no tener religión, respetando las creencias de los demás.

El anonimato es esencial para que ASA sea un lugar seguro para nosotros. En las reuniones, solamente utilizamos nuestros nombres de pila. Nuestro status y posición social fuera de este grupo no son  importantes. Uno de nuestros lemas es: “A quién veáis y lo que escuchéis en las reuniones, debe quedar en las reuniones”.

Por último, pero muy importante, ASA no es un lugar para conocer personas con las cuales tener sexo, nuestro objetivo es recuperarnos y ayudar a otros a recuperarse de la adicción al sexo.